Ganar dinero con tu página web

Sabías que… es posible ganar dinero con tu propia página web

Cuando decidimos crear una página web debemos tener en la cabeza el objetivo que queremos conseguir. El abanico de objetivos puede ser muy amplio y puede consistir, por ejemplo, en ganar dinero, compartir nuestros conocimientos, hablar de nosotros, proponer temas interesantes para debatir…

En función de este planteamiento, podemos enfocar nuestra página a la creación de una tienda, donde vendamos productos o servicios, o bien nos podemos centrar en la creación de un blog personal donde compartiremos nuestros conocimiento, experiencias o necesidades.

Tiendas on line:

Si nuestra página web es una tienda on-line, lo mejor que podemos hacer es confiar el diseño de la misma a una empresa profesional, con experiencia, que nos prepare un entorno que se adapte perfectamente a lo que queremos vender y que sea muy sencilla y cómoda de usar por los potenciales clientes. No queremos que los posibles compradores tengan dificultades en saber lo que vendemos, elegir los productos que deseen comprarnos y mucho menos en pagar por ellos. Muchas tiendas on-line fracasan por algo tan sencillo como la dificultad de pagar el artículo comprado. Hay que dar todas las facilidades del mundo para pagar y en el menor número de pasos posibles.

Una vez creada la tienda on-line, con un diseño sencillo, elegante y atractivo, lo siguiente que hay que conseguir es darla a conocer al resto del mundo y, para ello, lo mejor que se puede hacer también es confiar esta actividad a una o varias empresas especializadas en el marketing que se encarguen de la campaña publicitaria. Una buena tienda que no es conocida no venderá nada.

Si queremos darnos a conocer y tener éxito debemos pagar por ello y contratar a profesionales. Debemos contar con un presupuesto para publicidad.

Otra alternativa es dar a conocer nuestra tienda nosotros mismos utilizando las herramientas sociales que tenemos a nuestra disposición en la red, como por ejemplo Twitter o Facebook, o el boca a boca, sin embargo, será difícil conseguir resultados en poco tiempo, y el tiempo es dinero. Es mejor encargar el trabajo de promoción a un profesional y ganar tiempo a la hora de conseguir resultados.

En resumen, si nuestro idea es crear una tienda on-line, lo mejor que podemos hacer es encargar el diseño y marketing a empresas profesionales y encargarnos nosotros de la búsqueda de suministradores, gestión de stocks y sobre todo, de tener las ideas que nos conviertan en una tienda diferente, que nos distinga de las demás y nos haga tener éxito.

Blogs personales:

En el caso de optar por la creación de un blog personal, la idea inicial no es rentabilizar la inversión del tiempo y dinero empleado en él, sino compartir una serie de conocimientos con el resto del mundo. No obstante, una vez que tenemos el blog funcionando, vemos que ha suscitado interés, el número de visitantes aumenta y tenemos muchos seguidores, entonces podemos empezar a pensar que quizá podamos obtener algún beneficio económico de él.

Existen bastantes formas de buscar monetizar una página web en función del perfil de la misma y del número de seguidores que se tengan. Si buceamos un poco por internet nos encontraremos con todas ellas, de una forma más o menos disimulada, pero bastante evidentes.

Vamos a analizar las más utilizadas en la red:

Pedir donaciones

Cuando tenemos un blog que funciona bien, tiene muchos seguidores y se aporta información muy interesante, con un claro esfuerzo por tenerlo al día, podemos pensar en pedir una “propina” por la labor. La verdad es que es muy embarazoso pedir dinero, pero esto se puede solucionar enmascarándolo con una propuesta divertida, como por ejemplo pedir que te inviten a un café. No es raro encontrar páginas donde el dueño propone que pinchen en un enlace de la página con acceso a su cuenta de “Paypal” para que se le ingrese un dinero que irá destinado a pedirse un café. Si nuestra página es buena, caemos bien y tenemos muchos seguidores, podemos conseguir tazas de café para toda nuestra vida…

Pedir subvenciones

Esta propuesta suele ser necesaria cuando la labor de mantenimiento de nuestra web es costosa, ya sea en tiempo o dinero.

Si tener nuestro blog actualizado requiere de mucho de nuestro tiempo y no podemos dedicarnos a otras cosas, puede ser necesario pedir dinero para poder centrarnos en él y no tener que buscarnos otro trabajo que nos quite tiempo de trabajar en el blog.

Si nuestro blog necesita de, por ejemplo, costosos servidores que mantengan nuestros datos, también puede ser necesario pedir a nuestros seguidores que nos ayuden a sufragar nuestros gastos. Este caso se da, por ejemplo, en blogs especializados en películas de alta definición, que ocupan mucho espacio y necesitan de un gran y costoso almacenamiento en servidores.

Estas subvenciones se piden abiertamente diciendo que se necesita una ayuda económica para la gestión del blog y, en el caso de no obtenenerla, éste tendrá que cerrarse por falta de recursos. Si el blog tiene muchos seguidores fieles, estos pondrán de su parte para que la página siga en funcionamiento.

Poner anuncios

Hay empresas en internet que ofrecen la posibilidad de poner anuncios en nuestra página web y pagarnos por ello. Lo más habitual es darse de alta en empresas que pagan cada vez que un potencial cliente “pincha” en uno de los anuncios que están alojados en nuestra página web.

Un ejemplo de anunciante muy conocido es “Adsense” de Google. Para trabajar con esta compañía simplemente hay que darse de alta, solicitar que se anuncien en nuestra página web y, si nos aceptan, nos darán un código para incluir en nuestro blog que generará automáticamente los anuncios que mejor se adapten a las necesidades de los potenciales clientes. No hay que hacer nada para mantener los anuncios, estos se generan sin necesidad de dedicarle nada de tiempo.

La única decisión que hay que tomar es decidir en qué parte de nuestra página queremos que aparezcan estos anuncios. Lo ideal es ubicarlos en una parte que sea muy visible, pero que no entorpezca la lectura del blog.

Los anuncios son “inteligentes” e inspeccionan las cookies alojadas en los ordenadores de los usuarios de nuestro blog y propondrán anuncios del interés de estos, por lo que es muy probable que se “pinchará” en alguno de los anuncios propuestos.

El precio que ingresaremos cada vez que un usuario accede a un anuncio es muy bajo, del orden de céntimos, por lo que para poder ganar dinero con esta alternativa, tenemos que tener miles de visitas diarias, es decir, contar con un blog muy popular.

Participar en programas de Afiliados

La idea que subyace en esta opción es que hay empresas dispuestas a pagar una comisión si se les envía clientes que compren en sus tiendas, generalmente on-line. El procedimiento consiste en poner anuncios en nuestra página web de otras empresas que tengan relación con el tema de nuestro blog y se nos pagará por ello, pero en lugar de recibir una cantidad fija por ceder un espacio en nuestra web para el anuncio, cobraremos en función del éxito que tenga el anuncio entre nuestros lectores.

El procedimiento de afiliación consiste en solicitar a una empresa en convertirse en afiliado suyo, ésta analizará la petición y, si considera que la página web es compatible con los productos que vende, aceptará la petición.

Una vez aceptada la petición, la empresa anunciante nos ofrecerá una amplia serie de anuncios para que elijamos los que queremos insertar en nuestra página web. Cada imagen lleva asociado un código detrás, de tal manera que cuando un lector se decida a “pinchar” en un anuncio, la tienda del anunciante reconoce que se ha accedido desde nuestro blog y, si el potencial comprador efectúa una compra, recibiremos una comisión por ello.

Ésta es una práctica bastante habitual en internet. Podemos ver, por ejemplo, blogs personales que hablan de viajes en los que nos encontramos con anuncios de empresas como Logitravel, Edreams o Booking. También podemos ver blogs de temas deportivos con anuncios de Adidas, Nike o Newbalance.

Numerosas empresas que ofrecen el servicio de afiliación han “externalizado” a otra empresa la gestión de las solicitudes que reciben. De esta manera es más sencillo el buscar anunciantes para afiliarse y rentabilizar la página web, ya que estas empresas cuentan con muchos clientes en cartera, organizados por temas, y se pueden encontrar varios que se adapten a lo que estemos buscando, en una sola página web.

Vender conocimientos

Si nuestra página web funciona bien y tenemos muchos seguidores que valoran nuestros conocimientos, es posible que alguno de ellos nos solicite, por ejemplo,   algún trabajo o ampliar la información que ofrecemos en nuestra web. Si decidimos que esta información no queremos compartirla con todo el mundo o bien requiere de un trabajo extra que no pensábamos dedicar, es posible pedir una compensación económica por ello.

Este procedimiento es habitual en blogs de personas que son referencia en algunos sectores, con opiniones muy valoradas. Sin embargo, es difícil convertirse en un “gurú” en poco tiempo y requiere de un largo trabajo de comunicación para labrarse un prestigio y reputación apropiado.

Conseguir trabajo

De la misma forma que en la alternativa anterior, si hemos conseguido crear un blog en el que demostramos unos conocimientos importantes, es posible que alguna empresa se fije en nosotros y nos quiera contratar para trabajar con ellos. Éste es, por ejemplo, el caso de una persona que tenga un blog sobre deporte y nutrición, con muy buena reputación, y pueda ser contratado por una empresa de entrenadores personales que compartan sus métodos de entrenamiento, o el caso de una persona con un blog sobre diseño de páginas web que pueda ser contratado por una empresa que necesite a alguien que desarrolle ese trabajo en sus oficinas.

En el día de hoy, con la facilidad de acceso que hay a internet y a herramientas de gestión de páginas web, esta opción puede ser muy interesante para encontrar trabajo, ya que es una manera sencilla de demostrar nuestros conocimientos de forma práctica y hacerlos llegar a todo el mundo.

 

En resumen, hay varias opciones de conseguir ganar dinero con una página web y lo importante es saber elegir el “truco” adecuado, pero lo más importante de todo es contar con una buena página, con buen contenido y muchos visitantes.

Si tenemos suerte podemos entrar en la lista de los privilegiados que han conseguido a través de sus blogs hacerse famosos y salir en los medios de comunicación, o vender sus webs a otras empresas más grandes por sumas importantes de dinero, pero esto… es ya otra historia…


 

Bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.